Los mejores tips para perder peso, avalados por la ciencia.

¿Se puede perder peso semanalmente, de manera saludable? La respuesta es sí, pero hay que hacerlo sin dejar de comer, sin dietas excesivamente restrictivas y siguiendo estas sugerencias probados científicamente.


Olvídate de dietas restrictivas y de castigarte con cardio para perder peso. Es mucho más útil seguir comiendo de manera saludable y ajustar tus calorías diarias a tu gasto calórico, así de sencillo. Tómatelo como un objetivo a largo plazo y sigue estos trucos, avalados científicamente, para rebajar hasta un kilo por semana, o incluso más.


Trucos, con base científica, para perder hasta un kilo por semana


1- Reduce 1.000 calorías por día

Calcula el número de caloría que ingieres al día. Bájate también una aplicación para calcular las calorías y macros que necesitas en función de tu actividad física. Ya solo te queda ajustar tu actividad diaria a esas 1.000 calorías menos que vas e ingerir.


2- Ayuno intermitente

Aunque hay científicos a favor y en contra, la mayoría de estudios avalan el ayuno intermitente como una buena herramienta para perder peso. No importa tanto cuándo comes sino cuánto comes, es lógico. Solo tienes que tener cuidado de no darte atracones cuando te toque comer y ajustar bien tus calorías.


3- Hidrátate bien

No es ninguna tontería. Y no nos referimos a tomar mucha agua, sino también muchas frutas y verduras. Acompaña tus comidas con agua y comerás mucho menos. Apio, pepino, calabacín, brócoli, sandía, manzanas... que no falten nunca en tu mesa.


4- Come más proteínas y fibra

Minimiza tus grasas saturadas al máximo y apuesta por comer mucha proteína en cada comida, y alimentos saciantes y ricos en fibra como la manzana o la avena. Más ejemplos: pechugas de pollo, legumbres, yogurth bajo en grasas, verduras, frutas...


5- Apuesta por la dieta paleo

Una dieta paleo suele contener carne vacuna magra, pescado, frutas, vegetales, frutos secos y semillas: alimentos que se podían obtener de la caza y la recolección en el pasado. Una dieta paleo limita los alimentos que comenzaron a ser frecuentes cuando surgió la agricultura y la ganadería como los productos lácteos, las legumbres y los cereales.


6- Camina mínimo 10.000 pasos al día

Y si una buena parte de ellos es en ayunas y de manera suave, mejor que mejor. El cardio, si no te gustan los ejercicios de fuerza, es fundamental para perder peso.


7- Apuesta por entrenamientos HIIT y de fuerza

Tirarse horas y horas en el gimnasio para perder peso ya no se practica mas, desmotiva, no es útil y es una pérdida de tiempo. Prioriza los entrenamientos de fuerza con ejercicios como las sentadillas o el peso muerto y, de vez en cuando, involucra una sesión de entrenamiento HIIT, y perderás peso sí o sí.


8- Comer frutos secos en general.

¿Sabías que los pistachos contribuyen a reducir el consumo de calorías y, por lo tanto, a controlar el peso corporal? Así lo indica el estudio realizado por la Dra. Mònica Bulló, profesora de Nutrición Humana en la Universidad Rovira i Virgili (URV), que sugiere que los pistachos favorecen algunos mecanismos implicados en el control de peso, eso sí, en el marco de una dieta equilibrada.

La Dra. Bulló apunta al efecto saciante como una de las variables más importantes a la hora de controlar el peso. Las evidencias científicas sugieren que el consumo de frutos secos ricos en fibra puede contribuir a promover la saciedad, a disminuir el apetito y a reducir la ingesta energética; y, el pistacho es el fruto seco más saciante por su alta proporción de fibra (10,6 gr de fibra por cada 100 gr), además de ser rico en hidratos de carbono y proteínas.




13 visualizaciones0 comentarios